Gestionar tu propio negocio es gratificante, aunque desde luego también supone un reto. Estar al día en las tendencias del sector, estar disponible para tus clientes, buscar nueva clientela, las reuniones, seguir la tesorería y presentar tus declaraciones fiscales......

leer más