945 214 264 info@logicsage.es

¿Qué es el Ticket BAI?

Ticket BAI es un instrumento de control de sistemas de facturación y cobro, que trata de evitar el fraude fiscal a través de establecer la obligatoriedad de emitir siempre facturas o tickets (en todas las operaciones de facturación y cobros) mediante un sistema de facturación que cumpla unos determinados requisitos definidos por la administración Vasca, estos requisitos afectan a todas las herramientas y dispositivos que emitan las facturas.

Este sistema establece una serie de obligaciones legales y técnicas en los softwares de facturación que permiten a las Haciendas del País Vasco el control de los ingresos que se producen en todos los sectores de actividad, con el fin de evitar la evasión de impuestos por parte las empresas.

 

¿En qué consiste este nuevo sistema?

Con el nuevo sistema Ticket BAI, las empresas deberán adaptar los sistemas de facturación de sus negocios. Para ello deberán cumplir con los siguientes requisitos:

  • Tener certificado el dispositivo desde el que vayan a emitir el ticket o factura.
  • Tener el software firmado con un certificado de la empresa desarrolladora.
  • Trabajar con un software homologado de gestión y facturación que permita:
    1. Incluir un código QR y TBAI en el ticket o factura.
    2. Elaborar y enviar ficheros con la información de la factura y una huella que identifique el dispositivo, programa y usuario.

Con la implantación de este sistema, el software de facturación de la empresa estará ligado a la administración, por lo que, a medida que se vayan generando facturas, la diputación foral las irá recibiendo en tiempo real.

 

Diferencias entre Ticket BAI y SII

Ticket BAI busca luchar de forma intrínseca contra la evasión fiscal. En primer lugar, propone que sea usado por todos los perfiles de contribuyentes para controlar, principalmente, los pagos en efectivo de las pequeñas y medianas empresas y evitar así una economía sumergida.

Y, por otro lado, pretende garantizar que cada empresa y autónomo tribute en base a sus ingresos verídicos.

Por su parte, el objetivo principal del SII (Suministro Inmediato de Información) es otorgar al sujeto un borrador del modelo 303, que contraste la información de los libros contables con el pago trimestral a Hacienda de la diferencia entre el IVA de las facturas de ventas y el IVA de las facturas de gastos.

Al contrario del sistema Ticket BAI, el SII deja libres de su utilización a las pequeñas y medianas empresas, ya que solo están obligados a seguirlo un reducido grupo:

  • Empresas que facturan más de 6 millones.
  • Grupos de IVA.
  • Los inscritos en el REDEME (Registro de Devolución Mensual del IVA).

No obstante, toda empresa sujeta al SII, también tendrá que acogerse al Ticket Bai.

 

¿Qué debes tener en cuenta si eres autónomo o empresa?

El software de facturación que utilizas en tu empresa deberá tener una serie de características para cumplir con las obligaciones del nuevo sistema.

Será necesario que genere facturas por cada producto y/o servicio que vendas; enviar la información que la Hacienda Foral correspondiente requiera; disponer de un certificado de dispositivo que permita la firma electrónica; estar firmado con un código de la empresa desarrolladora para identificar al fabricante y que garantice así que el software no ha sido manipulado; y crear un fichero que se adapte al formato que requiere el sistema Ticket BAI.

Como consecuencia de lo anterior, es necesario adaptar el software que utilices para emitir facturas, de manera que se ajuste a los requisitos de Ticket BAI para que puedas generar y enviar ficheros a Hacienda.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para pedirnos más información sobre nuestros programas homologados.

 

Cuando llegará al País Vasco el sistema de Ticket BAI

Actualmente las administraciones vascas están terminando de definir el calendario exacto de puesta en marcha que realizarán de forma faseada empezando en 2020 y tienen previsto incentivar fiscalmente a las empresas que se incorporen en las fases iniciales.

Está planeado que este método de trabajo se empiece a utilizar en Guipuzkoa a principios de 2021, aun así, la idea principal es extender el proyecto por todo el País Vasco de manera progresiva.

Se empezará implantando el sistema a tan solo 1000 empresas contribuyentes y avanzar con el objetivo de llegar a abarcar el territorio completo en 2022.