945 214 264 info@logicsage.es

Toda empresa se deberá adaptar a esta nueva normalidad, pero son sobre todo las PYMES las que tienen que dar un paso importante hacia la digitalización.

 

Un estudio reciente realizado por el departamento de Consumer Insights & Strategy de Dentsu X confirma lo que muchas empresas ya habían observado en su día a día: el consumidor en la nueva normalidad ha cambiado y mucho. Vamos a ver cómo nos afecta esto.

Qué compra

El nuevo consumidor apuesta por comida más sana, productos y servicios de cuidado personal y, además, se preocupa más que nunca por el medio ambiente. Según indican los encuestados, pasarán más tiempo en familia (+29 %); optarán por reciclar y reutilizar más cosas (+25 %); seguirán una dieta más sana y equilibrada (+25 %), se desplazarán andando (+ 29 %), harán teletrabajo (+16 %) y comprarán online (+21 %) y en tiendas de proximidad (+ 20 %).

Los artículos de primera necesidad y ropa siguen estando muy buscados, pero productos que hasta hace escasos meses se repartían una gran parte del mercado, como ocio y turismo, están lejos de recuperar sus clientes. Las empresas que se dediquen a estos sectores tendrán que ser muy creativas para seguir atrayendo al nuevo consumidor.

Dónde hace la compra

Un 43% de los encuestados se muestra más predispuesto a comprar online en detrimento de las tiendas físicas. También están dispuestos a pagar más por recibir la compra en el domicilio o comprar en tiendas de cercanía.

¿Qué significa esto para las PYMES? Que la presencia digital ya no es opcional sino prácticamente obligatoria. Y su producto se presta a ser vendido online, el ecommerce es sin duda el mejor canal de venta actualmente. Según el VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020, 72% de los internautas españoles entre 16 a 70 años utiliza internet como canal de compra. ¡Eso suma 22,5 millones de personas!

Prioridades

El consumidor en la nueva normalidad es global, digital, está más informado y es más selectivo con los productos y servicios que adquiere, según Sage. También da prioridad a las relaciones personales y de familia, tiene más actividad online que nunca y se preocupa por su salud y correcta alimentación. Las empresas tienen que reflejar estas actitudes para llegar a sus clientes y establecer un vínculo de confianza. Pero también tienen que demostrarlo, no basta con decirlo.

nueva normalidad hábitos de consumo Punto de Fuga

Fuente: Punto de Fuga

Hábitos de vida

La vida en la nueva normalidad incluye nuevos elementos, como la mascarilla al salir de casa o la generalización del teletrabajo. Según datos del INE, el teletrabajo en España ha pasado de un 5% (2019) a un 34% de la población ocupada. Eso conlleva un aumento de los conocimientos informáticos y también de la presencia digital de los consumidores. Ahora, más que nunca, la presencia de las empresas en las redes sociales y las comunidades digitales es vital.

Adaptarse o morir

Las pequeñas y medianas empresas de España tienen que adaptarse a los nuevos perfiles de consumidores. Todo lo que sabíamos sobre ellos parece haber cambiado. Pero ¿por dónde empezar? Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Prioriza lo digital: si tu negocio lo permite, un e-commerce es imprescindible. Si no es el caso, una buena página web servirá de carta de presentación.
  • Cuida lo social: desde Google My Business hasta las redes sociales y las comunidades digitales, toda empresa debería tener presencia online más allá de su web.
  • Mima a tus clientes: sigue el nuevo proceso de compra y mantén el contacto con tus clientes. Para llevar un seguimiento impecable, necesitarás un buen CRM.
  • Lleva el control de tu empresa estés donde estés con un ERP adaptado a tus necesidades.

Y para cualquier solución tecnológica y de software, ¡cuenta con nosotros!